domingo, abril 22, 2007

Bowling for Virginia

Esta semana, a pesar de que mi caecita anduvo llena de pajaritos, construyendo castillos en el aire para el futuro, no pude dejar de asombrarse por el horroroso episodio que ocurrió en Virginia. No es primera vez que escuchamos algo parecido desde Estados Unidos. Creo que todos recordamos lo ocurrido en la secundaria de Columbine en 1999.
Son episodios similares, porque en ambos, los protagonistas de la horrorosa masacre fueron estudiantes que se sentían rechazados por sus compañeros. No quiero caer en una interpretación roussoniana de lo ocurrido y culpar a la sociedad corrupta de que estos pobres jóvenes hayan caído en la psicosis. Más aún, porque eso es lo que ellos quieren que pensemos. Porque muchos, alguna vez en la vida nos hemos sentido discriminados y no por eso agarramos una metralleta y disparamos contra esos crueles compañeros que nos hacían la vida imposible, como el protagonista del videoclip de Jeremy, de Pearl Jam.
Está claro que la discriminación y el rechazo puede minar la psiquis de cualquiera. A mí, como adolescente, me tocó vivirlo en carne propia y también presenciarlo de cerca. Y como profesora, pude darme cuenta de cómo pueden sufrir los alumnos con ello, repercutiendo no sólo en su estado de ánimo y su autoestima: también en su rendimiento académico y su salud física, además de mental. El rechazo y la discriminación es, por lo tanto, un tema que me preocupa como persona, como profesional y como mujer, porque algún día me gustaría tener hijos y no quisiera que ellos sufriesen aquello.
Porque para mí, en estos casos de violencia extrema producida por estudiantes, el tema principal no es la posesión de armas. Aunque, estoy de acuerdo con que ese asunto debe controlarse y no cualquiera puede portar armas, ya que como dice el dicho, a éstas las carga el diablo. Para mí, en el fondo de la cuestión está cómo, el rechazo, la actitud burlesca o despectiva hacia una persona puede minar su estabilidad mental de esa forma.
Eso es lo que me preocupa. porque creo que el maltrato, en todas sus formas, nos afecta mentalmente. Afortunadamente, no todos caemos en lo que los niños del Columbine o el estudiante de Virginia Tech, sino que generalmente, caemos en manifestaciones más "suaves", como depresión, baja autoestima, malgenio, estrés, etc. Digo afortunadamente, no porque considere que no sean graves, a mí me parecen gravísimas y dignas de observación, tratamiento y ayuda, pero obviamente no tienen la magnitud de los acontecimientos que hemos presenciado.
Lo que más me preocupa es que todos, de alguna forma, así como hemos sido maltratados, hemos maltratado o hemos sido cómplices del maltrato. Y creo que casos como éste nos hacen reflexionar en lo mal que estamos cuando molestamos frecuentemente al nerd del curso o nos reímos cuando los "choritos" lo hacen.
Me llama también la atención de que casos como éstos abunden en Estados Unidos. En eso se inspiró Michael Moore cuando hizo su documental "Bowling for Columbine", centrándose en el tema de la posesión de armas y lo fácil que es adquirir una en su país. Sin embargo, él se da cuenta de que en otros países, como Canadá, hay mayor posesión de armas entre la población civil y esto no ocurre. ¿Qué pasa entonces? Cuando ví ese documental, me pareció que estaba incompleto, porque me habría gustado más investigación psicológica y menos crítica social contra las autoridades.
Sí me llamó la atención su exposición sobre las familias disfuncionales y la incidencia de éstas en las expresiones de violencia. Pero, creo que debió indagar más en el rechazo escolar, la discriminación, lo encasilladora que es la sociedad norteamericana, con sus grupitos de los "nerds", los populares, los deportistas y las porristas. Algo que vemos constantemente reflejado en sus películas y series. Una situación que nos refleja lo superficial que puede llegar a ser alguna gente. Nadie ha pensado aún en la denuncia implícita que nos hacen los cinestas y directores de su realidad con esas series.
Creo, que en ese estilo de vida puede estar la respuesta a los problemas que les aquejan. Pero insisto: no justifico al estudiante surcoreano, como una especie de kamikaze contra la discriminación y la superficialidad, sino como un ejemplo de lo que ese ambiente, combinado con un desequilibrio mental puede provocar.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Bien heavy el episodio ese, concuerdo con que es una manifestación de lo que puede llegar a provocar en una persona la discriminación.
Pero es más heavy que la Constitución de gringolandia le asegure a las personas la tenencia de armas, eso me parece bien freak, pa que uno puede querer una pistola sino es para dispararla, eso me deja paté.
En fin, saludos kuki!!

La Hormiguita Cantora dijo...

Hola Kuki,

Este pc se taima cada vez q me voy emocionando con el reply q te dejo jajaja.

La cosa es simple: Canada tiene mas armas que USA y no parecieran tener este tipo de episodios. Honestamente no creo que vaya por ahi, sino por la conformacion de sus habitantes en sus etapas tempranas.

Aca los ninnos son como adultos estereotipados, se nota mucho la rivalidad entre por ej los blancos, los latinos y los negros. Sus ropas, su lenguaje, las tiendas a las que van, los sectores donde viven y todo pareciera separarlos aun mas. No se si cuando crecen solo aprenden a disimularlo o realmente logran vivir en paz, porque los adultos se ven harto mas pacificos.

No se, los chilenos se han burlado de la tragedia de "la nacion imperialista", de las armas "indiscriminadas", etc, pero creo que somos incluso peores porque vivimos eternamente desconfiados de los abundantes compatriotas ladinos, del doble standard, con rabia por la ineficiencia descarada del gobierno, etc. Se ven protestas violentas cada vez que hay una excusa para ello... Creo que Virginia Tech seria nada al lado de lo que haria uno de esos chilenos locos con acceso a armas. Algo dice esto, ah??

SORRY por lo extenso. De verdad se me paso la mano. Carinnos!!

kuki dijo...

Muy interesante tu reflexion hormiguita, y me captaste exactamente un punto q no supe decir. Y tu q estas allá y ademas conoces la realidad d Chile, lo dices con conocimiento d causa.
Saludos!

Águila libre dijo...

HOla Kuki: yo tampoco tuve una infancia feliz, también fui discriminada, también me golpearon, también mis papás se separaron y mi mamá se hizo cargo de todo. Nada me ha salido fácil, también he sufrido y claro, creo que si todo tiene efectos negativos en las personas, como bien dices, depresión, rabia, impotencia, ganas de morir, miles de traumas, pero eso no lleva a matar a otros seres humanos. Creo que este joven estaba con un trastorno mental muy grave, algún tipo de esquizofrenía o algo asi, para hacer lo que hizo. Lo lamentable es que quienes avisaron de su probable inadecuado comportamiento, como lo aviso una profesora, no fueron escuchados y no se previno a tiempo.

En Estados Unidos como en todo el mundo hay discriminación, hay racismo, hubo esclavitud, no es una sociedad sana, pero no todos agarran pistolan y matan.

Muchos cariños,

María Paz

kuki dijo...

Q bien q todas concordamos en lo mismo. Me han encantado sus opiniones, xq han sacado a colacion puntos de vista que yo, al redactar la columna, no considere. Concretamente, el caso hipotético de una situación similar en Chile y el esfuerzo ignorado de esa profesora que se preocupó al darse cuenta de lo perturbado que estaba su alumno.
Para mí, es un tema lametable, horroroso y espero q no se repita jamas una atrocidad así, aunq, lamentablemente creo que puede volver a ocurrir.
Y tienen toda la razón: lo de las armas es un peligro, la discriminación y el maltrato pueden causar estragos en la mente humana y la sociedad estadounidense tiene problemas (aunque, ¿cuál no los tiene?), pero eso no necesariamente nos lleva a esos horribles extremos.
Saludos desde Pamplona y gracias por sus posts!

eli_! dijo...

Estimada !!
Lo de VTech ha sido terrible, lo primero que pensé cuando me enteré es "que puede pasar por la cabeza de alguien para llegar a tal acto"... concuerdo contigo en que todos hemos sido en alguna oportunidad de la vida discriminados y más aún cómplice de discriminaciones, pero no por eso uno anda matando por la vida. Algo debe haber!!

Venía a agradecer tus lineas =)...Estoy recién volviendo a las pistas blogeras!!

Ahhhh te odié sanamente cuando vi las fotos de ireland!!! Es mi sueño!!! Álgun día espero ir!

Abrazos!!

Anónimo dijo...

gracias kuki!

Anónimo dijo...

UNIVERSIDAD ARGENTINA JOHN F. KENNEDY, CONDENADA por DISCRIMINACION y DESPIDO,
SENTENCIA DEFINITIVA E INAPELABLE, FALLO FIRME.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados….

Sentencia definitiva por Discriminación, en perjuicio del profesor Eduardo Marcelo Cocca, Juzgado 12 de la Justicia Laboral de la Capital Federal, condenando a la Universidad John F. Kennedy, Tanbién son condenados en el juicio laboral. Que oportunamente le iniciara el profesor Cocca. Fallo de diciembre 2008

SENTENCIA N* 22.232 en el siguiente link :

http://sentenciafallo.blogspot.com/





" Lo mas atroz de las cosas malas, es el silencio de la gente buena "-

Mahatma Gamdhi


Este es un e-mail legal, libre de virus y contiene informacion que consideramos de su interés.
De acuerdo con la nueva Ley argentina Nº 26032 la libre distribución este email está autorizada
por tratarse de propósitos de información, sin embargo, si le hemos causado alguna molestia por el mismo,
le rogamos acepte nuestras disculpas y nos envie un mail a

ecocca@fibertel.com.ar para no ser contactado nuevamente.



SERVICIO DE INTERNET


Ley 26.032


Establécese que la búsqueda, recepción y difusión de información e ideas por medio del servicio de Internet se considera comprendida dentro de la garantía constitucional que ampara la libertad de expresión.


Sancionada: Mayo 18 de 2005

Promulgada de Hecho: Junio 16 de 2005


El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc.

sancionan con fuerza de Ley:

ARTICULO 1°

— La búsqueda, recepción y difusión de información e ideas de toda índole, a través del servicio de Internet, se considera comprendido dentro de la garantía constitucional que ampara la libertad de expresión.

ARTICULO 2°

— La presente ley comenzará a regir a partir del día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial.

ARTICULO 3°

— Comuníquese al Poder Ejecutivo.


—REGISTRADA BAJO EL N° 26.032—


DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, EN BUENOS AIRES, A LOS DIECIOCHO DIAS DEL MES DE MAYO DEL AÑO DOS MIL CINCO.


EDUARDO O. CAMAÑO. — MARCELO A. GUINLE. — Eduardo D. Rollano. — Juan Estrada.