viernes, marzo 30, 2007

Seis Meses






Ya superé la nostalgia que me tuvo prisionera durante todo el mes de marzo. Un mal que combatí tratando de tener el menor tiempo libre posible, para no enrrollarme con "pajas mentales". Y me funcionó, ya parece tema superado. Sobre todo porque entre medio, violé mi promesa de no pensar y se me ocurrió hacer una instrospección, para analizar las causas de mi nostalgia (porque yo soy cero tristona, en general soy alegre, aunque sarcástica, irónica y mal genio) y llegué a la feliz conclusión de que todo había sido circunstancial.
Me sentía así porque decidí no dejar este país hasta haber cerrado completamente el ciclo: es decir, no volver hasta que tenga mi título en la mano. Lo que significó un cambio de planes, ya que pensaba quedarme hasta julio y ahora me quedo hasta octubre. Y también significó empezar a hacer la tesis desde ya, porque si antes pensaba hacerla a distancia, ahora la haré aquí. Eso me hizo disminuir mi tiempo libre y hacer que me desvelara un par de noches, al no poder definir bien cuál es mi tema. De a poco, a medida que voy investigando y leyendo, mi tema va apareciendo, es como que se estuviera gestando y yo no fuera la única implicada en ello, como que va revelándose de a poco. A ver qué sale, ojalá sea bonito y de ahí les cuento.
Lo que me tenía también muy nerviosa era que mi niño se estaba titulando y yo no estaba ahí para acompañarlo. Por suerte, salió todo bien. Después, él estuvo de cumpleaños. Tengo unas ganas locas de verlo y trato de no pensar en todo el tiempo que falta para eso. Mientras tanto, el Internet y el Skype son nuestros mejores amigos.
Por último, descubrí que había otra variable que no había tomado en cuenta hasta entonces; la crisis de los seis meses. Llevo seis meses en este país. Aunque, tuve mi escapadita navideña, que me hizo andar con una sonrisa de oreja a oreja un mes entero, igual se echa de menos estar allá. A pesar de que las últimas noticias me pintan mi ciudad como un caos insufrible, allá está lo que más quiero, a pesar de que Santiago sea fea (tiene zonas bonitas, pero es fea, hay que decirlo), contaminada, gigante y caótica. Ahí vive la gente que más quiero en el mundo y ahí he vivido casi toda mi vida, por eso la quiero.
Lo de la crisis de los seis meses es algo que a todos los inmigrantes nos pasa. Dicen que el asunto viene por ciclos: un primer mes durísimo, los tres meses vienen con una primera crisis (que yo, por mi viajecito a Chile no tuve), después a los seis meses y así. Cuando supe eso, me relajé, porque caché que el asunto se me iba a pasar solo. Y, como gracias a Dios no soy depresiva, decidí no hacerme mucho caso y mantenerme ocupada.
¿Y les confieso algo? Este mes lo pasé increíble.

6 comentarios:

Niña Incógnita dijo...

Kuki, a mi me parece que tienes bien claro tu objetivo, y aunque hay minutos nostálgicos, sabes que es momentáneo, y eso es bueno. Es bueno que no te sientas insegura, y verás como el tiempo pasa más rápido de lo que uno se imagina, y pronto estarás en Chile viendo los frutos de tu estudio y de la experiencia.
Un abrazo!!!

Anónimo dijo...

kuki que rico que estís mejor.
Mi blog está cerrado por algunas semanas, problemillas, pero igual te vine a postear.
Si poh, salntiago está bien loco, pero hay que hecharle pa delante no mas poh, no queda otra.
Yo también estoy tratando de animarme, aunque a ratos me desvanesco, pero ya pasará.
Besos kuki, y sigue dandole al asunto no más.
Abrazos con olor a pastel de choclo desde acá!!

Nicole y La Chofi dijo...

Hola kuki dónde quieras que estés, porfavor no!!! todavía no vuelvas a Santiago aquí está la cagá jajaja

mucha suerte con los proyectos!
el tiempo pasa muy rápido... mirate ya tienes 26 jajaja.

saludos!

Gabriel dijo...

Antes de ir a domingo de ramos:
a)Había notado en tus últimas columnas el tono melancólico y de nostalgico que impusiste en lo que escribias; no veo un problema tan serio en eso, sabés he leido muchas revistas, blogs (entre ellos el tuyo y la Karoh) y algunos libros de jovenes escritores donde dan una visión crítica de su sociedad, un poco pesimista en ocaciones aunque la mayor de veces esperanzadora, un moviemiento nuevo que intenta solucionar los problemas de la comunidad no desde una visión general sino mas bien haciendonos una restrospección interna de los problemas propios de ser humano, es algo que debemos poner atención mi querida columnista, quizás sea nuestra propia "revolución cultura" de una "revolución" que de manera involuntaria estamos participando.
b)Que bueno que tu relación de pareja vaya tan bien, para mi la distancia fue fatal, pero bueno, lo importante que esto me reafirma que las conductas humanas nunca siguen un mismo patron.
c)Oye y que has sabido de la karoh, su blog esta cerrado, espero verla pronto
Un beso
Tu ferviente lector

kuki dijo...

niña incógnita: gracias x tus deseos
Karoh: ánimo y reabre tu blog! se te hecha de menos. Q rico tu saludo con olor a pastel de choclo. ñami!
nicole y la chofi: visité tu blog, muy bueno!
gabriel: sí, estoy de acuerdo contigo, creo que estamos generando un nuevo estilo de escritura, ¿cómo bautizamos a nuestra generación? N de nostálgicos, I de instropección, los bloggeros, inconformismo v/s optimismo. Qué se te ocurre a tí? el tema da como pa una columna..en fin, no hay tiempo ahora.
Saludos!!!!

borr3go dijo...

que weno que las pajas mentales se estan esfumando, si la meta está clara hay que puro aperrar no mas... suerte en todo y si, tienen razón nicole y la chofi... ACÁ ESTA LA CAGÁ!!! jejeje

saludos