domingo, marzo 18, 2007

El Velo Pintado



Ayer fui a ver esta película al cine. Protagonizada por Edward Norton y Naomi Watts, nos muestra la historia de esta mujer inglesa que se casa sin estar enamorada con un bacteriólogo que trabaja en Shangai, que a pesar de que la ama locamente, es incapaz de demostrarlo. Me hizo sufrir mucho este amor tácito que tiene él por ella, llevándolo a tener actitudes incomprensibles, como perdonarle su descarada infidelidad, a cambio de llevársela a un poblado rural, infestado de cólera. Todo esto ambientado en la China de 1925, época de las revueltas nacionalistas, que manifestaban violentamente su descontento por cualquier extranjero en su país.

La actitud de él nos lleva a odiarlo en un momento. Creemos que sólo siente desprecio por su mujer, que la encuentra tonta o inútil. Pero en realidad el pobre no es más que un reprimido, que trata de ser "el hombre perfecto", correcto y educado, intentando hacerla feliz con regalitos, pero sin la pasión que ella necesita. Por eso ella lo engaña con el galancete inglés de Shangai y cuando su marido lo descubre, le hace saber que se irán de la ciudad. Ni un grito ni palabra de reproche. Yo ahí me empecé a desesperar. Me parecía imposible tanta represión, tanta indiferencia. Uno llega a pensar que por las venas de ese hombre no corre sangre.

A medida que la película va desarrollándose, vemos que el pobre hombre se refugia en su trabajo, que no es nada agradable, porque por muy bonito y altruista que nos parezca intentar salvar a una aldea que se muere de cólera y no entiende una palabra de lo que dices, la realidad es muy distinta. Yo ahí empecé a sentir admiración por él. Porque sería incapaz de hacer algo así.

Es raro lo que puede hacer la gente por amor. Y esta película es un gran ejemplo de ello.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

bien heavy ha sido mi vuelta poh kuki, me siento como una extranjera en mi propio país, no entiendo aún el tema de las micros, me ha costado dormir, y la pena me invade más seguido de lo que quisiera.
Mañana me reportare en la U, y creo que todo comenzará de nuevo, igual no es tan malo, al menos así podre matar mis horas.
La noche me pone triste, y las ganas de volver me tienen loca.
Saludos kuki, cuidate y animate, yo hare lo propio por estos lados.
besos!

DulciTa dijo...

Interesante película, la descripción me gustó mucho... ojalá y llegué pronto para forjarme mi propia idea de la misma.

Es cierto aquello que ni siquiera nosotros sabemos de lo que podemos ser capaces de hacer por amor... que increíble...

Abrazos!!

Gabriel dijo...

Resusite:
a)Sorry por mi tardanza, es que esto de ser abogado justiciero me quita mucho tiempo
b)Vez que a veces el amor es una mierda?, tanto sacrificio de libertad y dignidad para nada, para comer de una desilución amorosa y soñar que dolor servira para que el viento sople a tu favor, pero algo bueno tiene el amor, o mejor dicho del desamor, siempre aparecen genios despechados iluminando al mundo en aquello no pudo iluminar a su pareja,, ejemplo? Heidegger, osea tuvo que haberlo pateado su novia y en el periodico de su propiedad para que haya fundadado el existencialismo...Viva el desamor y los despechados jaja
c)Me gusto saber de ti..te dije que me encanta como escribes? eres junto a la Karoh mi lecturas obligadas..ambas son mis idolas..
Un beso
Bye

Águila libre dijo...

Hola: se ve muy entretenida la película, me alegro que la hayas disfrutado a pesar de lo contenido y reprimido del hombre.

Aca no sé si la darán, pero es una buena alternativa.

Que este muy bien,

Cariños en la distancia,

María Paz

lucho dijo...

también es raro lo que NO hace por amor, a veces más de lo que hace por amor. saludos!!

Niña Incógnita dijo...

Me gustaría verla, pero como dice María Paz, no sé si estará por aca...
El amor de los hombres, sobretodo el de los antiguos, es raro, es diferente... y en general me parece que aún hoy, es diferente del que sentimos las mujeres...

Un abrazo!

borr3go dijo...

El problema es que cuando uno está enamorado se pone muy gueón... se pueden hacer cosas inimaginables por amor, cosas que desafían la lógica o que el resto dice: "nooo... es que no podís ser tan gueón..." bueno, eso es culpa del angelito a poto pelao que anda tirando flechas... es raro... pero el placer de ver hacer cosas locas y ver la sonrisa en la otra persona es impagable.

saludos