miércoles, marzo 07, 2007

Nostalgia

Una vez leí que la nostalgia era el "dolor del retorno". Siempre me ha parecido que "nostalgia" es una palabra muy bonita. Mucho más expresiva y poética que "echar de menos". En este vocablo viene implícita una carga emocional muy fuerte. Para mí, la nostalgia está muy relacionada con el amor. Porque sólo de lo que amas, o de lo que amaste, puedes sentir nostalgia.
Es así como ahora yo siento nostalgia por mi país, mi familia y sobre todo, por él. Pero no lloro cuando lo pienso. Ya no. Porque la nostalgia se presenta hoy como algo positivo. Al sentir nostalgia por todo lo que dejé atrás al venir aquí, me doy cuenta de las cosas maravillosas que me esperan a mi regreso. Y eso me da más fuerzas para continuar esta aventura.
Si la nostalgia es el dolor del retorno o del recuerdo, es un dolor que asumo con alegría, porque esos recuerdos son preciosos. Los recuerdos de 23 años vividos en Santiago de Chile. Allá están todas mis historias familiares, las bonitas, las alegres, las tristes y las tensas. Mis ocho años de pololeo, la historia de "un amor a prueba de todo", como me dijeron una vez. Mis 14 años en el Colegio, donde muchas veces quise mandarlos a todos a la mierda, donde a veces creí que la mitad de lo que me enseñaron no me serviría para nada, pero donde también conocí a gente que me acompaña hasta hoy. También están allá mis seis años de Universidad. Época de mucho aprendizaje y formación académica. Años de amistades forjadas allí que pensé que serían eternas. La vida se ha encargado una y otra vez de demostrarme que nada es eterno.
Dejé allá también ese fatídico 2002. Cuando creí que el mundo se me venía encima, cuando el piso me tembló y me ví indefensa e impotente ante todo lo que ocurría frente a mis ojos. Cuando deambulé por un desierto entre tinieblas. En medio de toda esa oscuridad hubo una luz que nunca se apagó y que me guió hasta el final del camino. Hubo veces que sólo era un puntito brillante diminuto en medio de la oscuridad y creí perderla. Pero jamás se apagó. Una luz que hoy brilla con más fuerza, a pesar de las distancias.
Aunque dejé mi ciudad, escenario de todas estas vivencias, las historias continúan. Sobre todo mi historia favorita, esa que se inició un 26 de marzo de 1999. Un encuentro casual, una conversación agradable, unas miradas amistosas, pero sólo fue una noche más. Luego, unas llamadas por teléfono, más encuentros casuales y un 10 de abril, una invitación. Un par de salidas, unas miradas, unas indirectas muy directas y la incertidumbre. Esa que te hace andar nerviosa, cuando esperas ansiosa junto al teléfono, cuando te cambias ocho veces de ropa buscando verte linda, pero no demasiado arreglada. La idea era mostrar cierto interés, sin ser demasiado obvia. Hasta aquél 2 de mayo. Una noche de risas y baile. Después, una declaración de amor eterno y el primer beso.
Una historia que hoy sigue vigente. A pesar de mil problemas, a pesar del tiempo y la distancia, de peleas, indecisiones, viajes, proyectos frustrados y muertes de seres queridos. Un amor a prueba de todo. Porque a pesar de los altibajos, el balance siempre ha sido positivo. Porque me siento orgullosa de él, de sus logros y me río con sus tonteras. Porque acepto que es un ser humano como cualquier otro y no lo contemplo celebrándole todo lo que hace.
Una vez escuché que "Amar significa no tener que pedir perdón". Estoy en absoluto desacuerdo. Un amor de pareja entre dos seres perfectos sería un absurdo. Es necesario equivocarse y que el de al lado nos lo diga. Eso hace que seamos mejores personas. Pedir perdón a quien amas es la mejor forma de aprender. Y haciéndole ver a quien amamos que se equivocó, teniendo él que pedir perdón, lo ayuda a crecer como persona. Creo que uno NO debe aguantarle todo a su pareja. Pero tampoco creo que debemos sobrecargarlos de exigencias de perfección. ¿Hasta cuándo las actitudes contemplativas? ¿Hasta cuándo las exigencias de perfección a la pareja? No me interesa tener un hombre perfecto. Me moriría de la lata y además, si me exige que sea perfecta, lo mando a la mierda.
Pero, volviendo al tema de la nostalgia, creo que el dolor que implican mis recuerdos es por mis ganas de revivir los que son felices y más queridos, o por estar allí, en el lugar de los hechos y sus protagonistas. Eso me hace echar de menos a mi país. Pero sobre todo, mi nostalgia mayor es por él, que me ha acompañado durante estos ocho años, a pesar de todo y que siempre ha sido como una luz que está siempre presente.

14 comentarios:

DulciTa dijo...

Muy buen texto... la Nostalgía no siempres es sinónimo de tristeza... sino de una búsqueda de recuerdos, recuerdos gratos, de una búsqueda incesable por retener los momentos gratos...

Saludos desde el Desierto...

Conito dijo...

No se si ando muy sensible, pero estuve al borde del lagrimon…solo me controle..porque estoy en la Ofic.

Muy Bonito lo que escribiste…..se nota que fue con mucho corazón

Salu2

borr3go dijo...

UD. está enamorada... se le nota... bienvenida al club de los que vemos angelitos a poto pelao...

saludos.

kuki dijo...

siiii!!!!!!!!!!!!! muy enamorada!!!

Marilú dijo...

Ufff, yo creo que he sido nostálgica desde siempre!!! Hasta a los 8 años tenía nostalgia de "tiempos pasados", jajaja. Y nostalgia de futuro, de tiempos por venir, también. Ok, lo sé, muy freak pero es cierto.

Me sumo al club de los enamorados... es rico ver que los demás también andan por las nubes!!!

Ah, y bienvenida a mi blog!! Me reí mucho con la sugerencia "termómetro..."

Saludos!

camila dijo...

Kuki!!!

Que bonito lo que escribiste =) primera vez desde que te leo que me emocionas con una columna.(Llegué a tu blog cuando pusiste tu opinión sobre la muerte de Pinochet en el blog de la Pepa)
Se nota que echas de menos a tu novio, y me siento super contenta al ver que a pesar de la distancia geografica, tú y él siguen tan enamorados como si despertaran todos los días juntos. Con tu texto me sentí profundamente reflejada y vi en tus palabras el amor que siento por mi novio, que, al igual que tu lindo pololeo, nació en abril y se concretó un 2 de mayo =). Muchas coincidencias que veo por lo que escribes (tb soy historiadora. Bueno, voy en camino para serlo =P)


Ah! y con respecto a la palabra nostalgia, el semestre pasado aprendí en una clase de literatura la etimología de la palabra nostalgia. Y no es nada de bonito =S Viene del sonido que hacen las personas que mueren al momento de ser ahorcadas en Grecia =S al menos eso me dijo una profe de la Puc. Verdad o mentira, desde ahí que no me gusta usar esa palabra =S

Cariños, que estés bien =)

Camila

kuki dijo...

mira q interesante, lo voy a averiguar...yo x algo al ppio dije q una vez lo habia leido y escribi esto, basándome en lo q esa palabra me significaba a mí, a partir de una linda columna que se escribio hace unos 12 años atrás en la zona de contacto. No recuerdo exactamente quién fue, sí que está en la recopilación que se hizo en 1996: Disco Duro. Una columna que narra cómo un joven ateo, al escuchar una clase de historia del arte sobre tolousse latrec sentia una "nostalgia de Dios", como el dolor del retorno.
Pero si es como tú dices, ufff, q horror!
Bueno saludos y q bien saber q logre emocionar a la gente. Obviamente, lo anterior q escribi no era pa emocionar a nadie, a lo mejor para reír o hacer pensar o para q supieran mis descargos. Pero ésta, concretamente, la escribí hace poco, en una noche d insomnio, en papel y a la mañana sgte decidi publicarla.

kuki dijo...

Según lo revisado: nostos es retorno en griego y algia (algos) dolor.
Talvez es el vocablo algos es el que viene de la expresión de dolor y angustia de los ahorcados, me imagino (como aggg o algo así, q horrible!)

Anónimo dijo...

ke boni lo ke escriiste kuki, bakan ke estis enamorada y segura de eso que tienes, lo encuentro ultra cool, tira pa arriba no mas y dale!
me acorde de ti, porke fui a barcelona y mire esos asientos con mosaicos y me acorde de tu foto. bien boni el lugar.
en fin, saludos kuki!! disfrute disfrute!

Niña Incógnita dijo...

Kuki, una vez más estamos de acuerdo. Creo que hay que ser muy fortachona, para estar lejos de las raíces y de los amores, a mi me cuesta, lo admito.
En cuanto al amor, creo que el tiempo enseña que no puede haber una relación entre dos seres perfectos, de qué serviría?, más vale aprender cada día...
saludiños!

La Hormiguita Cantora dijo...

Hablas de la nostalgia, y en estos días ese tema me toca muy de cerca. Tengo esas sensaciones agridulces super fuertes...

Y concuerdo plenamente contigo. El amor es entre dos personas, y se contagia de la condición "humana" de ellos. Porque, emulando a Al Pacino en "El Abogado del Diablo", yo soy humanista, prefiero aceptar a la gente tanto con sus virtudes como con sus defectos. Si no, creo que la vida no tendría mucho sentido entre puras perfecciones.

Shuuu... ya me dio el ataque filosófico. Me excuso. Son días sensibles.

Saludotes!

Águila libre dijo...

Hola Kuki: Gracias por pasar por mi casa y dejarme un comentario. Asi me diste la posibilidad de conocerte y bueno aqui estoy devolviendo la visita.

Creo que tu nostalgía tiene toda la razón de ser, sobre todo estando lejos de tus raíces.

Sabes,leyendo un poco mas abajo tus post anteriores, no te imaginas lo que me arrepiendo de no haber pensado como tu cuando me casé. jajaja.

Esto fue a los 26, ya grandecita, pero sólo pensaba en la fiesta, en entrar a la Iglesia y en tener hijos, no me imaginé siquiera lo dificil que puede llegar a ser y lo complicado que es la vida con tres niñas y un matrimonio que ya no existe, por lo menos para mi.

Siento que tu vida te la tomas con una madurez inmensa y es lo que a mi me ha faltado en cada paso que he dado en mi vida.

Me alegro haberte conocido, ojalá cuando me visites, me comentes, así sé quien anda por ahí.

Muchos cariños, y un abrazo en la distancia,

María Paz

Anónimo dijo...

kuki gracias por tus palabras, en serio, las necesitaba.
me voy mañana de aquí y tengo el corazón hiper apretado.
besos y suerte!

Águila libre dijo...

Hola; no has podido postear? bueno, no importa, te dejo cariños y vuelvo después.

Un abrazo,

María Paz