sábado, diciembre 16, 2006

La Música de toda la vida

Si la vida de cada uno fuera una película, ¿qué música le pondrían? Es una cosa que siempre he pensado y creo que lo he leído en un montón de columnas. Lo cierto es que la música acompaña muchos momentos de nuestras vidas, algunos importantes y otros pequeños. Aunque no siempre estemos escuchando alguna canción, nos les ha pasado nunca estar pensando y sentir como una música de fondo. A lo mejor estoy loca, o he visto demasiado cine en mi vida, pero eso es lo que me pasa a mí.
Por ejemplo, cuando estaba por partir a España, no podía dejar de escuchar en mi cabeza "Me voy" de Julieta Venegas. Y cada vez que estoy medio aproblemada, recuerdo "Lucha de Gigantes", de Nacha Pop. Y cuando vengo saliendo de algún problema heavy, que siento que me ha hecho madurar en algún sentido, me siento identificada con "Más fuerte de lo que pensaba", de Aleks Sintek. De hecho, hay otra canción suya que me encanta y cuya letra también tiene mucho sentido, pero en un plano más personal, del que no me referiré: "Sexo, Pudor y Lágrimas". No se escandalicen; la letra es muuy bonita.
Es que yo me fijo en eso: en las letras. Recuerden que alguna vez tuve inclinaciones poéticas. Obviamente, las melodías también me importan; por eso disfruto con la música cubana de Buena Vista Social Club u Orishas y con la Banda Sonora de muchas películas que serían interminables de nombrar.
Es que las letras de las canciones, al igual que la poesía, hacen que nos identifiquemos con las penas y alegrías del cantautor. Y eso busco yo: música que me identifique en algún estado de ánimo o que me alegren. Por ejemplo, "I'm a Bitch" de Meredith Brooks no tiene una melodía bonita, pero la letra es ideal para cuando ando malgenio contra los hombres.
El amor también tiene canciones. Para mí, "You Still the One", una canción que casi no se escucha ya por las radios, tiene un significado muy especial. Además, su letra ha resultado profética. Pero antes de encontrar el amor, me identifiqué con "Thorn" de Nathalie Imbruglia, cuando sufría por amores imposibles. O me ponía me lancólica con "Foolish Games" de Jewel.
"One" de U2 es una de mis canciones favoritas de toda la vida. De hecho, a los 17 años, la voz de Bono me acompañaba a cada momento; con "Ultraviolet", "Stay", "The Sweetest Thing", "Bad" y muchas más. The Cranberries, con la voz maravillosa de Dolores O'Riordan, es otro de mis preferidos. Creo que no olvidaré un verano en que era el único cassette que teníamos en el auto y terminamos aprendiéndolo de memoria.
Alejandro Sanz y Maná también me traen bonitos recuerdos, sobre todo de la época del colegio, cuando cada canción nueva parecía escrita para nosotras. Así como en la Universidad, no había paseo ni carrete sin los guitarreos cantando Silvio Rodríguez, las canciones de Tango Feroz o Sui Géneris.
Obviamente, mi infancia tendría música adhoc, como Mazapán (un clásico) y rondas infantilas. Pero también toda esa música ochentera de la buena, como Aha, Cindy Lauper y la mejor época de Madonna. Y un poco más pubertosa, Xuxa y Mecano ( me empezó a gustar a los doce años).
Hay canciones que, aunque no me identifican, también las pondria, porque, los que me conocen, saben que son mis clásicos en hueveo: "Huele a peligro" de Myriam Hernández, un buen repertorio de Christian Castro, "No es amor" de Aventura y "Un besito Cachichurri", que no sé de quién es.
Y aquí en España, por un malentendido con mi disfraz d gitana para Halloween, me hueviaron una noche entera con Shakira (x similitudes con el cinturón), entonces ahora mis amigas me hacen bailar "My hips don't lie". Y hay canciones muy chistosas que he descubierto acá, que también me suben el ánimo, por ejemplo, "Besos" de El Canto del Loco. También me gusta la Oreja de Van Gohg y cuando fui a San Sebastián, no podía dejar de pensar en "La Playa". Amaral, Ana Torroja y Miguel Bosé son otros de mis españoles preferidos. Y Mikel Erenxun, tiene una canción, que ahora que vuelvo a Chile, también tiene mucho significado: "A un minuto de tí".

3 comentarios:

Niña Incógnita dijo...

Kuki: Qué cierto lo que dices... yo tb me sentí identificada con algunas canciones que nombraste... la niña imbruglia me recuerda tercero medio, y esa época de mi vida, años antes el desaparecido grupo take that, algunas canciones de oasis, de shakira tb... en fin... y no es sólo la música que a uno le gusta, sino tb hay canciones que se escuchan en la radio y que inevitablemente te llevan a sentir de nuevo parte de tu vida... en fin.. definitivamente la música es importante... saludos!

borr3go dijo...

a proposito de colegio?... yo creo que meción especial deberian tener canciones como: "la pachanga" de vilma palma e vampiros... o la clásica "la tarde está llorando" de claudio reyes... o el "penso positivo" de giovanotti... bueno... esa tambien fue banda sonora no?... dime lo que escuchas y te diré quien eres... saludos y buena columna.

kuki dijo...

Grande Borrego!!!! X supuesto q deberia incluirse esa musica tambien, xq me transporta a los 14 años
Siempre hay cosas q se quedan en el tintero