miércoles, agosto 22, 2007

Una criolla en el reino de Navarra

Ya casi hace un año que llegué a esta tierra singular. Todavía me quedan un par de meses y me encuentro enclaustrada, leyendo, escribiendo y analizando cómo pensaban los hombres del Viejo Mundo hace siete centurias. Cuando la Peste asoló estas tierras y el hombre se vio impotente, con su precaria medicina, y su profunda fe, pareció insuficiente para sobrellevar esta desgracia. Las precauciones fueron inútiles y las oraciones parecían no tener respuesta. ¿Qué hacer?, ¿cómo escapar?
Diversas fueron las reacciones: unos optan por rezar, cada vez más frecuentemente, intensificando sus penitencias y sacrificios. Otros, perdieron la fe y decidieron, ante la precariedad de una vida fugaz, ante la amenaza de una muerte inminente, gozar de los placeres de la vida al máximo, entregándose a todo tipo de excesos y desenfrenos.
Pero, siempre hay algunos, que, muy pragmáticos y demasiados ocupados en sobrevivir, no tienen tiempo de cuestionarse acerca de la vida y la muerte, y sólo dan las gracias por vivir un día más.
Y esta criollita, extranjera en la tierra de sus ancestros, se pregunta: ¿Cuáles serían nuestras reacciones si una Peste comenzara a diezmar nuestra población?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

hola

que suerte la tuya, estar por alla estudiando la edad media...

en fin, habrás leido mi mensaje del 10 de diciembre de 2006, lo escribi recién.

Rosi

kuki dijo...

Rosi: Ya leí tus mensajes. Había olvidado nuestra polémica y me alegra q te hayas tomado el tiempo de visitar mi blog y darte cuenta q no soy una momia cuica y pedante. No soy para nada rencorosa y sé, q ese tema en concreto, saca chispas y muchas veces nos molestamos con gente q vale la pena conocer.
Así q, bienvenida a mi blog, me alegra q nuestras diferencias se hallan solucionado.

alfonsina dijo...

mucho gusto kuki
de blog en blog, llegué acá y ahora tengo a mi propio gatito virtual como el tuyo, pero a imagen y semejanza de uno real.
te cuento que por acá por santiago de nueva extremadura, estamos con una epidemia de rubiola.
todos sabemos que hoy nadie se muere de eso, pero de todos modos hartos andan bien asustaditos, tratando de acordarse de si se vacunaron o no alguna vez.
saludos

kuki dijo...

ufff..la rubiola!!! si, tengo una amiga que se enfermó allá. Yo estoy lejos, pero aún así mi buena memoria me tranquiliza, porque me vacuné el '99, para una campaña d vacunacion q hubo para todas las mujeres.
Esa peste no es ninguna broma, causa estragos en los embarazos. Así q a cuidarse!