sábado, agosto 04, 2007

De todo un poco: Reflexiones de un sábado descansado

Después de sanfermines, Pamplona volvió a la normalidad. Eso me gustaría decir. Pero, en realidad, después de las fiestas, la ciudad murió. Sí volvió a ser la ciudad tranquila, limpia y aburrida de siempre, pero más aburrida de lo normal. Es como Santiago en febrero, para los que alguna vez han tenido que quedarse allí. Casi todos los conocidos y amigos de vacaciones, muchas tiendas y locales cerrados por vacaciones y pocas actividades. Por suerte, yo estoy tan ocupada que, al menos durante la semana, no tengo tiempo de aburrirme.
Hablé con una amiga que tendrá un hijo en septiembre, y me contó las últimas noticias de mis compañeros de Universidad. Esos a los que, por distintas razones, ya no veo. sobre todo porque la última vez que lo hice, ví que nada teníamos en común y que muchos de ellos decían ser amigos cuando tenían algo que conseguir con eso, pero que a la hora de la verdad, no les intersabas. También me hizo darme cuenta lo mucho que han cambiado las cosas desde que los dejé de ver, cosa que me alegra, porque están más maduros y talvez, sólo talvez, menos interesados y más leales. A mí me da igual, porque para mí sólo son una anécdota en mi vida, salvo honrosas excepciones.
Es raro ver cómo las cosas cambian tanto en poco tiempo. Ver a mis amigas de toda la vida casadas, trabajando, llevando una casa y con hijos, es raro. Me da mucho gusto verlas felices, porque en general lo están, pero es chistoso. La niñita que tú viste llorar a los doce años, porque su mamá la dejó sin ir a una fiesta porque en el colegio la suspendieron por pésima conducta, ahora es una súper mamá, con una casa preciosa y súper estricta con sus retoños. La que era súper rebelde y escandalizaba con sus pintas, ahora es una señorita elegante y perfectita. Y la floja podrida, que pasaba cada año de milagro, una profesional exitosa.
A veces siento que todos cambian y yo sigo igual. Pero, he descubierto que eso es lo que uno cree. Porque a las que han cambiado, les parece que siguen iguales y que yo he cambiado. Porque en realidad, a veces uno cree que en cuatro años no ha hecho nada. Hace cuatro años egresé de Licenciatura en Historia. En estos cuatro años, estudié, viajé y trabajé. Algunas cosas siguen igual, pero sí ha habido una evolución. Aunque tenga síndrome de Peter Pan y me sienta todavía como una quinceañera, creo que igual, a pesar de todo, he madurado.

9 comentarios:

DulciTa dijo...

Los Cambios siempre son buenas y más todavía si son para mejor y te has esforzado para que ello suceda... es parte de la vida! De esa vida que tanto nos gusta...

Un Abrazo desde el Desierto.. que no ha cambiado!! jajajjaa

Niña Incógnita dijo...

Vaya... estamos con reflexiones parecidas, yo creo que debe ser que a esta edad la gente se casa, toma decisiones, inicia una vida...

un abrazo!

kuki dijo...

Siii!!!! eso es!!! Imposible permanecer indiferente ante eso y no reflexionar y hacer balances

Águila libre dijo...

Hola: todos vamos cambiando, lo que pasa es que no nos damos cuenta, pero el resto si. Ellas empezaron a formar su propia familia un poco antes que tu, pero ya vas para allá.

Lo importante es que no te estás saltando etapas, siento que vas tranquila haciendo lo que tienes que hacer en el momento preciso.

Un abrazo,

Pay

La Hormiguita Cantora dijo...

Justamente tb tuve mis reflexiones y tb me acorde de aquellos "amigos" q desaparecen y solo se muestran cuando tienen algo q ganar.

Igual es loco ver como las vidas van cambiando. Sobre todo la vida propia. Supongo que de eso se tratan los 20 y tanto. Siempre pense q "irse convirtiendo en adulto" seria fome, pero hasta el momento ha sido muy reconfortante e interesante.

Uf me "fui en la volada" jaja. Saludotes por alla por la calmada ciudad. ;)

eli_! dijo...

Es increible no? Yo la última vez que me junté con compañeras de colegio, a los 5 minutos quería salir huyendo! Y con mis compañeras de Universidad ( sociología) lo mismo.. Con los compañeros de ingeniería como ya todos veníamos con otra carrera o en la misma onda, aún tengo contacto, pero los cambios han sido inevitables.

Besos!!

Elisa de Cremona dijo...

síp... mucho cambio...

un beso

Beka dijo...

Hola Kuki, paso a saludarte desde Chilito, mil gracias por tus mensajes y mas en el blog de mi niña... te estare visitando seguido
SalU2!

Beka&Cia

borr3go dijo...

de una manera u otra siempre hay una madurez adquirida.

y sabes?, va a sonar super egoista, pero en el tema de las amistades hay que mirar la cosa desde lejos y prescindir de la fruta podrida, simplemente hacer una seleccion natural, es la mejor manera de saber cuales son tus amigos de verdad y cuales no.

Yo aprendi a porrazos quehay gente que dice ser tu amigo... pero a la hora de los quibo, no aparece ni en pelea de perro.

un abrazo desde esta larga, angosta y hasta nevada, franja de tierra... supongo que te han contado que nos estamos cagando de frio...