viernes, mayo 04, 2007

Reflexiones de una ermitaña desvelada

Estoy cansadísima, muerta de sueño. Pero, no puedo dormir. Tengo mil cosas en la cabeza. Por fin se están cumpliendo todas esas metas que deseaba alcanzar antes de casarme. Hace un año y medio, el tema matrimonial me daba mucho miedo. No sabía por qué. Ahora lo sé: no tenía la madurez suficiente y además, aunque toda mi vida dije que ni muerta me casaba antes de los 25, cuando esa edad llegó, agradecí haber pensado así y decidí que el momento llegaría cuando tenga que llegar. Había un montón de cosas que ambos debíamos hacer antes de dar ese gran paso. Cosas que tienen que ver con sueños de toda la vida y con entrar al temido mundo de la adultez. Y aunque ambos prolongamos nuestra adolescencia lo más posible, sabemos que tenemos los días contados. Él más que yo, porque se ha insertado de lleno en el mundo laboral. Yo, como sigo siendo una estudiante, todavía puedo prolongarlo un poco más. Aunque, ya no me queda nada y se me viene lo más pesado.
Temo hacerme muchas ilusiones con mi regreso y que no pase nada. Así, que prefiero no pensar. Sólo soñar...porque eso no le hace mal a nadie. Sueño con que estamos juntos de nuevo. Me da lo mismo ahora el anillo, el vestido y la fiesta. Obvio que lo quiero tener algún día, mentiría si digo que no. ¿Qué mujer no sueña con eso? Son tantas las ganas de estar con él, que las circunstancias ya pasan a segundo plano. Sueño con que llega de sorpresa, sueño con mi regreso, sueño con que nos casamos, sueño con una simple tarde de domingo aburridísima en que estamos juntos, sueño que vamos a la playa. Al final, da igual. Porque da lo mismo el escenario o el estado civil en el que me vea en mi sueño: lo que añoro es el reencuentro. ´
Yo creo que por eso duermo tanto. Porque es en mis sueños donde vuelvo a estar con él. No importa cómo ni dónde.Durante el día, aprovecho que estoy aquí, lo paso bien, estudio, salgo o leo. El internet es mi gran aliado, porque me permite mantenerme en contacto con él y con todos mis seres queridos que están lejos.
Una vez leí que los chilenos somos buenos viajeros, pero pero pésimos inmigrantes. Lo dijo una mujer que sabe del tema: Isabel Allende, que lleva más de 30 años fuera del país. Y creo que algo de razón tiene. Porque añoramos constantemente nuestra tierra, por mucho que amemos el país que nos acoge. En todo caso, como he conocido muchos inmigrantes aquí, puedo decirles que no es algo propio del chileno, que de hecho, es uno de los que mejor se adaptan.
En mi caso, mi negativa de no quedarme para siempre en España no tiene que ver con un odio hacia este país, al que le tengo muchas simpatías (por algo vine). Mi añoranza por mi país está muy relacionada con los amores que dejé allí. Mi vida está allá, no acá. Este año es sólo un capítulo de la novela que hace 26 se escribe allá. Mis raíces están en Chile y es ahí donde quiero que sigan.
España es un país bonito, de gente simpática, donde se pasa bien. He conocido gente espectacular. He visitado lugares preciosos. Pero aquí, siempre seré una extranjera, siempre seré "la chilena", que llamará la atención por su pinta de "criollita" y su acento exótico, cantadito y sin modular, que se expresa con palabras rarísimas. En Chile soy una más, soy parte de una maravillosa familia, allá tengo mis amigos de toda la vida y al amor de mi vida. Si decidiera quedarme y echar raíces aquí, sólo sería con él.

9 comentarios:

Camy dijo...

Que rico que añores tanto regresar. Se nota que a tu niño lo amas tanto como para hacer que los días se pasen rápido en aquellas tierras tan lejanas. Me da gusto saber que ya tienes todas tus metas realizadas, y aún más cuando con tu novio ya saben y están seguros que quieren tener una vida juntos, lo que se nota en todos los obstáculos (me imagino, como tu viaje a España de hartos meses) que han tenido que pasar juntitos, sin que el amor en esos ocho añitos se desvanezca. Felicidades Kuki por atreverte y ser perseverante con tus sueños, aún más cuando las cosas se hacen de dos.

Ya =P no doy más lata... por motivos de tiempo no te posteo más (y otras veces, la U me consumeeee), pero quiero que sepas que me alegra mucho leerte =)

Saludos =)

Camy

Águila libre dijo...

Hola Kuki: Upps, no tenía idea que tu pololo estaba acá, tal vez lo leí antes, pero no lo internalicé.

Claro que debe ser dificil estar tan lejos teniendo todos tus afectos acá. Y harto fuerte tiene que ser el amor que se tienen para resistir estar separados y que esto no haya sido un obstaculo para seguir queriendose.

A veces hay que elegir, y por lo que leo, tienes bien decidido que hacer con tu vida, estar con él, acá o allá, pero junto a él.

Como sea al final, sólo espero que esten juntos y muy felices.

Un abrazo,

María Paz

kuki dijo...

Gracias x sus deseos y animo!
Lo hecho mil d menos, pero sigo adelante, xq lo q vivo aca es increible y creo q hay q ser feliz donde sea y me siento super afortunada d poder estar aca. También d tenerlo a él, q me apoya 100% en mi proyecto, aunq eso signifique un año separados.

Niña Incógnita dijo...

Esta tierra más pequeña, pero no menos encantandora te llama. Y a nosotros acá nos parece que España es un mundo distinto. Seguro, que el tiempo que quede se hará muy corto, y pronto estarás aquí, de regreso, llena de experiencias para compartir con los amores que te esperan.

Anónimo dijo...

ahh que lindo Kuki, a mé me pasa los mismo, pero al revés, quiero irme pa allá pa poder estar con ese personaje que me robó el corazón, la mente y los sentidos.
Suerte en todo kuki, y bakán que todo este saliendo como esperabas.
Besos!!

La Hormiguita Cantora dijo...

Uff, entiendo tanto lo que es querer a la distancia, sobre todo porque llevo recien un mes junto al Hormigo de nuevo y justo hoy cumplimos un año de nuestro matrimonio civil (q quiero el de la iglesia, florcitas, vestido y fiesta, majaaaa!! jajaj). Asi q se perfectamente de lo q me hablas, asi como se eso de querer robarle años a la adultez por estirar la adolescencia, que el trabajo ya te resfriegue q ya creciste y q no hay vuelta q darle, pero como una estudia, todavia se cree "lola" y... ahhhh!!

como si lo hubiera escrito yo... aunq por el Hormigo, echo raices en la parte del mundo q sea.

saludos muy afectuosos!!

borr3go dijo...

solo una cosa... es rico estar enamorado y que bueno que lo estes, pero aunque soy un pendejo tambien la vida me ha dado muchos paipasos en la nuca diciendo "despabila!!!"...
La juventud hay que disfrutarla a concho... y las etapas hay que quemarlas cuando pasan, pero hay que estar muy muy seguro de lo que estas quemando. yo tuve un anillo de compromiso en la mano y me lo tuve que sacar... y por suerte que fue así y no tome una decision apresurada. Por eso mi humilde consejo es... paciencia... tomese su tiempo antes de la decision de casarse... queme etapas y por sobre todo, disfrute de lo poco que le queda como estudiante... porque despues se le hecha de menos (yo llevo mas de 2 años extrañando esa etapa quemada)...

saludos desde su tierra... Chilito lindo

kuki dijo...

Borrego: Que fuerte! bueno, ahora, x lo q cacho por tus columnas y los posts de tu polola, veo q todo fue pa mejor. Y si, totalmente d acuerdo con lo d quemar etapas. Pero estando aca lejos, a veces me baja la ansiedad. Pero, como explico en la columna, así como a veces me quiero casar y otras veces quiero q el venga pAra acá, o pienso en lo q haremos cuando yo vuelva, todo se resume en mis ganas d verlo.
Hormigui: q bien ver q a otra gente le pasa lo mismo. Felicutaciones x tu aniversario!

Camila Orellana dijo...

no tengo idea quien eres, pero me gustó lo que escribiste.